Busqueda en el blog

lunes, 8 de junio de 2009

MACHISMO Y ABORTO

Hola a todos,
Aunque normalmente no me gusta entra en este tipo de temas tan polémicos y mediáticos, no he podido más y necesito exponer un par de puntos, que parece mentira, que periodistas que se dicen formados sean incapaces de argumentar:
Con la Iglesia hemos topado! Lo que no podemos hacer el resto de individuos que no pertenecemos a la Iglesia católica es ponernos a debatir a estas alturas si el aborto esta bien o mal; este tipo de argumentaciones morales deben quedarse en el ambito individual, la libertad y la conciencia de cada uno para consigo mismo y con el credo o la idelología que defiende. La Iglesia ha dejado muy claro que el aborto para ellos es asesinato y no podemos crear un ambito comun de diálogo partiendo de esta premisa.
La ley por encima de todo!Lo que si podemos y debemos hacer es ajustarnos a la ley, que es al final, la que tiene la última palabra para cada uno de nosotros (y no el cura como en Vetusta). La ley no criminaliza la interrupción del embarazo y en un pais democrático, las leyes (casi todas las que regulan derechos sobretodo) han pasado previamente un consenso social, una preparación de la sociedad para unas nuevas circunstancias, con lo que una vez que se convierten el leyes (a través de un proceso democrático) son vinculantes para todo el mundo sin excepción. En el caso del aborto además, cada persona tiene la libertad de elegir.Asi que la discusión queda agotada o limitada al ámbito privado nada más.
Huele a machismo por todo los lados! Otra de las argumentaciones en contra, es la jaimita idea de decir que las mujeres se van a poner a abortar en vez de utilizar un metodo anticonceptivo! (misma polémica que con la píldora del dia después). Me parece que tener ese concepto de la mujer como completamente irresponsable es machista y huele a retrógrado de lejos!
A estas alturas creo que la mujer ya ha llegado a su mayoria de edad (según los hombres) para decidir libremente sin que un cura o un padre decida cual debe ser su futuro.
Paz

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre me ha parecido curiosa la visión de la mujer con respecto a tener libertad de decisión y me parece muy bien pero un aborto no es una decisión que sólo la vincula a ella. Toma una decisión que influye sobre otro ser. El establecimiento de cuando un conjunto de células deja de ser eso y se puede considerar como ser humano. Esa es la verdadera cuestión. Si eres capaz de responder a eso entonces ¡enhorabuena! En el momento en el que se establezca la esencia del ser humano no sólo sería asesinato para la Iglesia, sería asesinato para cualquier otra persona.
Dices "En el caso del aborto además, cada persona tiene la libertad de elegir..." Muy bien. Y ahora te digo yo: Imaginemos que somos pareja. Tú quieres abortar y yo no quiero que lo hagas. (El niño es tan "tuyo" como "mío"). ¿Abortas? Ahora la otra opción: tú no quieres abortar y yo si quiero que lo hagas. ¿Abortas? Entonces, ¿quién elige? ¿tú? ¿por qué?
Deberías dejar de pensar en machismo y argumentar con más peso.
Insisto: creo que lo fundamental sería decidir cuando se puede considerar al conjunto de células como un ser humano. A partir de ahí todo iría rodado.
Paz y amor.

Vikita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vikita dijo...

La contrargumentación que me das, parte de la base si no he entendido mal, de que tu consideras al embrión en la misma posición que la mujer o el hombre. Desde mi punto de vista (que también es el legal) el nonato no tiene el estatus jurídico ni la capacidad de decisión (moral) para decidir nada. Desde esta perspectiva y aunque suene un poco "feminista" el ser que uno lleva dentro es responsabilidad de la mujer mas que de el hombre, pues afecta a su integridad fisica, otro cuestión es si de mutuo acuerdo se decide llevar a termino el embarazo o interrumpirlo.La decisión final a mi modo de entender, es de la mujer.Por eso utilizo la palabra machismo, porque el igualar la decisión del hombre y de la mujer de seguir con el embarazo es como decidir sobre la integridad física de otra persona y dar a entender que la mujer no tiene capacidad de decisión "adulta".
Como no hay pruebas irrefutables y respaldo legal para discernir si el embrión es persona en el momento de la concepción o nó, prima el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo y no la moral que los demás, incluido la otra parte, tengan del tema.
Gracias por participar.

Sara Tomas Hombria dijo...

Pues ahí como tú dices, lo tendrá que decidir la pareja si decide abortar o no, al igual que tendrán que decidir si se casan, se hacen pareja de hecho o viven como solteros el resto de su vida. Y lo tiene que decidir la pareja, no el Gobierno de turno ni la Iglesia que ni me conoce, ¿no crees?

Vikita Jimenez dijo...

Pues sí Sara,lo más normal es que la decisión se tome entre dos..si somos pareja claro..porque se dan muchas circunstancias en las que es la mujer la que debe decidir.
Si por ejemplo, mi pareja no quiere tener un hijo y yo sí, de quien es la decisión? Pues mía no? Por qué al contrario entonces, cuando es la mujer la que no quiere ser madre, la decisión debe ser entre los dos? Se podrá discutir, ceder, pero si se llega a un punto irreconciliable para mí, moralmente, prima el derecho de la mujer sobre el derecho del padre o sobre el derecho del no nacido, que desde mi postura "moral" considero que no es persona hasta los tres meses, donde ya está definido sexualmente y sus órganos definidos también.. y digo los tres meses porque aunque no lo parezca este tema me resulta embarazoso, nunca mejor dicho, pero se podría argumentar desde la ciencia otros tiempos..
Ahora yo no obligo a nadie a abortar o tener hijos, es un tema personal de cada una de nosotras.
Saludos